¿Inhumación o cremación? ¿Cuáles son las diferencias? ¿Qué se debe elegir?

Existen ciertas ocasiones en las que es necesario tomar decisiones difíciles para las que no estamos preparados. En el caso del fallecimiento de un ser querido, se nos plantean situaciones que hasta entonces nos eran indiferentes y desconocidas. Este suele ser el caso cuando toca decidir qué hacer con los restos de la persona fallecida y comenzamos a plantearnos factores importantes.

¿Cuáles son las diferencias?

Estas dos opciones proporcionan dos soluciones muy diferentes. La explicación más sencilla es que con la inhumación el cadáver queda enterrado; a diferencia de la cremación, en la que se incinera el cuerpo y sus cenizas quedan guardadas en una urna.

La inhumación permite al cuerpo descomponerse con el tiempo de forma natural, un proceso que puede llegar a producirse desde los 15 hasta los 50 años, dependiendo del cuerpo y la situación en la que éste se encuentre. Mediante éste método, los restos quedan en el ataúd, donde permanecerán enterrados para la posteridad.

¿Inhumación o cremación? Funeraria Irún Tanatorio y Crematorio Araso

En cambio, la incineración o cremación es un proceso más rápido en el que en pocas horas el cuerpo se reduce a cenizas que quedan recogidas en el mismo día en una urna. Una de las grandes diferencias es la situación en cuanto a movilidad y movimiento de los restos. La cremación finaliza con las cenizas en una urna, la cual se puede trasladar a cualquier lugar y te da la opción de darle un segundo adiós, esparciendo las cenizas, por poner un ejemplo habitual. En cambio mediante la inhumación los restos quedan en el ataúd, donde permanecerán enterrados para la posteridad.

Existe también una diferencia importante en relación al coste. Como es comprensible, debido a la manipulación, materiales, el tiempo dedicado y otros factores, la cremación es más económica. Además, es más higiénico a nivel de salud pública y no existen preocupaciones ni costes de mantenimiento. La inhumación o enterramiento en una opción más cara considerando el entierro y, sobre todo, la cesión del nicho. Es la opción aceptada en la mayoría de religiones y, como ya hemos mencionado, permite al cuerpo descomponerse de forma natural.

Entonces… ¿Inhumación o cremación? ¿Cuál es la mejor opción?

Esta es una decisión que recae al 100% en la familia, sus creencias y su opinión. En muchos casos, el fallecido transmite su deseo a la familia y ésta lo respeta. Es una decisión complicada y es mejor ser asesorado por profesionales para tener en cuenta todas las opciones posibles. En caso de dudas, lo mejor es hablarlo con los especialistas que os acompañarán en este proceso. Desde Funeraria Irún, nuestros profesionales os ayudarán en todo momento y darán respuestas a las preguntas que aparezcan durante el proceso.

Privacy Preference Center