En Funeraria Irún trabajamos cada día para poder adaptarnos a las necesidades actuales de nuestros clientes y poder ofrecerles los servicios que demandan, es por ello que hoy os contamos el nuevo servicio ya disponible: la incineración astral. 

La incineración astral es una novedad en nuestras instalaciones, tras detectar que este método es un concepto novedoso e imprescindible para muchas personas. Somos los primeros en el área de Euskal Herria en ofrecer éste servicio, ya que nos preocupamos por estar en constante cambio en base a las nuevas opciones que se demandan y porque disponemos de todos los requisitos estructurales y legislativos para poder realizarla.

Cada año más de 50 millones de personas mueren en todo el mundo. En el pasado algunas civilizaciones embalsamaban a sus muertos en el proceso de momificación. Sin embargo, a pesar de la gran cantidad de prácticas que hay para despedir a los difuntos, por lo general las dos formas principales de exequias adoptadas por la mayoría son la el entierro o la cremación. En esta sección vamos a centrarnos en el proceso de incineración y el respeto a las energías vitales de nuestro ser para la reencarnación astral.

Nuevo servicio de incineración astral

¿Qué es la incineración astral?

La incineración astral se lleva a cabo a través de la cremación para liberar o desprenderse de los elementos espirituales. A través de este proceso funerario NO INVASIVO, devolvemos la sustancia de la vida mas rápidamente y de manera limpia a la fuente universal. 

El procedimiento de este servicio consiste en la preparación en el domicilio de la conservación del cuerpo y los cuidados necesarios cumpliendo las normas sanitarias establecidas en el País Vasco. Mantenemos la preservación del cuerpo con elementos no invasivos acatando las normas de higiene. 

Nos encargamos de tramitar los documentos necesarios como el certificado médico de defunción y la documentación necesaria para la estancia del cuerpo en el domicilio. Cuando se cumplen las 72 horas del fallecimiento procedemos al traslado al tanatorio para la incineración o inhumación del cuerpo. Para la comunicación del fallecimiento, nos encargamos de gestionar esquelas, esquelas murales y la despedida deseada por el fallecido/a o su familia. 

El objetivo de la incineración astral es permitir al fallecido la reencarnación astral siguiendo de forma firme todo el proceso que conlleva este servicio, con una manera más limpia y rápida de devolver la energía a la tierra, respetando todo el proceso para que se lleve a cabo la reencarnación astral de manera correcta. 

El proceso del fallecimiento

Primera desoma:

Cuando llega nuestra hora de abandonar el plano físico, lo primero que sucede es que el cuerpo etéreo, el cuerpo emocional, el cuerpo mental y el espíritu abandonan, normalmente por la parte de la cabeza, el cuerpo químico. En todos los aspectos, en esos primeros momentos, seguimos siendo “nosotros” al completo, simplemente no tenemos ya un vehículo orgánico del cual preocuparnos. A lo largo de los próximos tres días, aproximadamente, el cuerpo etéreo o vital se irá desintegrando. Se produce lo que conocemos como la primera desoma, es decir, ha ocurrido la “primera muerte”.

El cuerpo etéreo que posee aun remanentes energéticos de todas las experiencias vividas por el cuerpo físico las traspasa al siguiente cuerpo sutil antes de desintegrarse, el cuerpo emocional, de forma que en este cuerpo emocional llevamos una carga muy importante de información sobre la parte física y etérea de nuestra anterior encarnación.

La segunda desoma en el plano astral:

Mientras que la muerte del cuerpo se produce en el plano físico, y la desintegración del cuerpo vital en el plano etéreo, el siguiente paso del proceso de salida de una encarnación se hace ya en el plano astral. En estos momentos, el espíritu lleva consigo al completo el cuerpo mental, el cuerpo emocional, y la carga energética/experiencia del cuerpo etéreo, en lo que algunas tradiciones ocultistas denominan el “átomo simiente”, que vendría a ser algo así como el contenido energético básico que contiene toda la información del cuerpo sutil en cuestión.

Ahora, ese espíritu está envuelto solo por el cuerpo mental, y los dos “átomos simiente” o remanentes energéticos del cuerpo etéreo y del cuerpo emocional de la vida o vidas anteriores, con aquello que ha decidido mantener para la siguiente encarnación.

Puedes consultar más información sobre este servicio haciendo click aquí. Si tienes cualquier duda o necesitas pedir un presupuesto personalizado, ponte en contacto con nosotros. También estamos disponibles las 24 horas del día en el teléfono +34 943 61 85 30. 

Privacy Preference Center