Estas son las diferencias clave entre Tanatopraxia y Tanatoestética

Estas son las diferencias clave entre Tanatopraxia y Tanatoestética

Existe cierta confusión entre los términos Tanatopraxia y Tanatoestética, y no es para menos. Estas prácticas que se remontan a civilizaciones antiguas tienen diferencias sutiles pero significativas. En este artículo queremos esclarecer cuáles son las diferencias principales entre ambas.

¿Qué es la Tanatopraxia? ¿Cuál es su origen?

La Tanatopraxia es la disciplina que reúne el conjunto de técnicas dedicadas a la higienización, conservación, embalsamiento, restauración, reconstrucción y cuidado estético del cadáver.

Las labores que lleva a cabo un tanatopractor pasa por la limpieza y desinfección del cuerpo de cara a eliminar las bacterias que aceleran las fases de autolisis, la tanatoquimia y la putrefacción. También debe extraer tejidos, prótesis, marcapasos y otros dispositivos que puedan contaminar el cadáver.

Una de sus tareas más complicadas es la de restaurar e incluso reconstruir el cadáver para disimular y ocultar posibles secuelas visibles de accidentes y enfermedades. El tanatopractor puede tener que dar puntos de sutura, ocultar cicatrices y/o recomponer partes del cuerpo.

La palabra proviene del griego: thanatos = muerte y praxia = práctica.

Estas prácticas pueden sorprendernos, pero debemos recordar que algunas técnicas como el embalsamiento ya se practicaban en civilizaciones tan antiguas como la egipcia. De hecho, ya hablamos en el artículo dedicado al origen del ataúd que muchos de los ritos y hábitos relacionados con la muerte se remontan a siglos pasados y se mantienen hasta nuestros días.

En el método egipcio más común se extraían diferentes partes del cuerpo. La cabeza del chacal Duamutef contenía el estómago, la cabeza humana Imset el hígado, la cabeza de mono Hapy los pulmones y la cabeza de halcón Qebeh-Snewef los intestinos. Tras extraer también el cabrero, se cubría el cuerpo con natrón (un tipo de sal especial para este proceso) y se vendaba el cuerpo con lino para aplicar después grasas vegetales y aceites. aromáticos para ralentizar la descomposición del cuerpo y para evitar olores extremadamente fuertes.

Estas son las diferencias clave entre Tanatopraxia y Tanatoestética

¿Y cuáles son las tareas principales de la Tanatoestética?

La Tanatoestética, como indica su nombre, se dedica exclusivamente a la parte estética de la conservación del fallecido.

Para ello, hay una serie de tareas realizadas por los responsables que podrían agruparse en seis bloques diferentes.

Cosmetología

Peluquería

Higienización

Vestuario

Maquillaje

Hidratación

Entonces, ¿En qué se diferencian  Tanatopraxia y Tanatoestética?

Cuando las prácticas realizadas se centran en el cuidado estético del cadáver, y estas prácticas cosméticas son temporales, lo llamamos Tanatoestética.

Pero si por distintas circunstancias se requiere de prácticas más permanentes en el cadáver, incluso con procesos quirúrgicos como la extracción de prótesis o una restauración, reconstrucción o embalsamiento, entonces hablamos de Tanatopraxia.

Por tanto, la diferencia principal no solo son los procedimientos llevados en sí, si no la temporalidad de estos.

El objetivo principal de ambas técnicas es realizar un trabajo que permita un acercamiento a la conservación más digna y real del fallecido para ofrecer una imagen más natural del difunto en vida, sin cambiar rasgos o apariencia, solo mejorándola.

Por último, recalcar que los procesos se realizan de acuerdo con las normas regidas por sanidad mortuoria, respetando siempre en forma y tiempo las leyes y los diferentes ritos religiosos y culturales.

Fuentes: Emagister y Tanatorpraxiaformacion